Skip to content

Cuando acaba una relación

enero 30, 2012

Esta es la crónica de una muerte anunciada. En estos dos años como traductora he trabajado para un cliente de forma regular y con un volumen bastante aceptable. Era como tener un novio que siempre llamaba a mi puerta. A mí me gustaba bastante porque teníamos una relación muy cómoda. Nos conocíamos, nos respetábamos (aunque yo sabía que él tenía más parejas), incluso me atrevería a decir que nos queríamos. He aprendido mucho a su lado, me ha enseñado mucho, me ha dado experiencia y ahora vivo la crónica de su muerte anunciada.

Me abandona, por una a la que él llama traducción automática, no me coge el teléfono, ni llama a mi puerta, ni me manda e-mails y ahora solo quiere que postedicione sus palabras. Ya no quiere que las mime y las transforme. Me deja en un segundo plano con la excusa de la crisis, aunque también es verdad que es posible que abandone a aquellos que me gestionaban el trabajo.

Me he permitido un día de luto y un día de fiesta, por aquello de olvidar porque es lo mejor que se puede hacer cuando se acaba una relación.

Sé que esto no es negativo para mí, ni mucho menos porque seguiré colaborando con ellos si aquellos que me mandaban el trabajo no lo pierden definitivamente y si la postedición es rentable. Pero mientras seguiré buscándome otros novios que me quieran más.

A pesar de esta pérdida, enero no me ha ido mal. Las semillas que he estado sembrando parece que empiezan a dar sus frutos, lentamente, pero es que una planta tarda en crecer. Lo que está claro es que siempre hay que ver el lado positivo de lo que nos ocurre, pues aunque parezca que un nubarrón negro se cierne sobre nuestras cabezas y va a descargar su furia sobre nosotros, al final, cuando pasa la tormenta, el sol siempre vuelve a salir. No hay que desistir, pues si somos constantes todo irá mucho mejor.

Y toda esta historia me ha hecho acordarme de una rima de un cuento para niños:

Has de aprender la lección

poniendo mucha atención,

y si no es a la primera:

persevera, persevera.

Al fin cobrarás valor

y aprenderás lo que quieras:

ya verás, si perseveras todo irá mucho mejor.

Pues eso, a cobrar valor, a perseverar y a esperar a que llegue la recompensa a nuestro esfuerzo.

Y para empezar la semana con positividad os dejo una canción que espero que os guste. 🙂

Anuncios
12 comentarios leave one →
  1. enero 30, 2012 12:23 pm

    Te lo digo en tuiter y también por aquí: Creo que tienes mucha razón. A veces esto de los clientes es como los novios, te deja una sensación parecida el “cortar” con ellos… Yo he tenido una especie de “ruptura no amistosa” este mes también, y lo he llevado un poco mal…, pero hay que sobreponerse y mirar hacia delante: crisis o no crisis, ¡siempre habrá otras oportunidades buenas que nos esperen a la vuelta de la esquina!

  2. enero 30, 2012 1:10 pm

    Qué triste noticia, sobre todo porque ese del que hablas también fue mi novio durante 3 años (tranquila, no soy celosa). Yo ya me lo olía, porque estaba muy ausente últimamente, y por eso fui buscándome nuevos amantes. Puede que no fuera el mejor novio, pero no daba mucha guerra y por eso lo echaré de menos.

    Espero que sea feliz con la Srta. Traducción Automática, aunque algo me dice que esa relación está destinada al fracaso y no sé si yo estaré allí para recoger los pedazos. A nadie le gusta quedarse con las migajas de otro.

    ¡Mucha suerte! 😉

    • enero 31, 2012 10:57 am

      Igualmente, Jennifer. Sí que es triste, pero bueno, todo tiene solución en esta vida menos la muerte y este novio ya desprendía un tufillo rancio. Yo también tengo otros amantes ahora, solo que me llaman menos que lo hacía este jejeje. Pero poquito a poco. 🙂

  3. Irene (sanirameneri) permalink
    enero 30, 2012 2:12 pm

    Era la crónica de una ruptura anunciada… Lo siento por vosotras, sé que era un novio fácil de tener pero sínceramente para lo que os está ofreciendo ahora, como bien dices, mejor ir a buscar otros novios. Muchos ánimos y como diría una que yo me sé, habrá que seguir “remando” pero no para otros, sino para nosotras!!

    • enero 31, 2012 10:59 am

      Nada de remar para otros, ya lo he hecho bastante… Lo mejor es que las cosas solo pueden ir a mejor (valga la redundancia) 🙂

  4. enero 30, 2012 2:36 pm

    Muy original la manera de narrar esta experiencia. Dicen que quien merece tus lágrimas jamás te hará llorar y quien te haga llorar no merece tus lágrimas. O al revés.
    La verdad es que, visto lo visto, no te deja por una mucho más guapa ni tampoco mucho más lista. Ya verás como te salen más novios que te querrán y te respetarán mucho más.
    Por cierto, qué curioso que menciones el optimismo, el tema de la última entrada de mi blog.
    Mucha suerte y mucho ánimo.
    Un abrazo desde Canarias.

  5. enero 30, 2012 2:53 pm

    ¡¡¡Genial!!! Ojalá todos entendiéramos que ese tipo de relación no NOS conviene. (¡Y gracias por la canción!)

  6. enero 30, 2012 3:30 pm

    Pues, para irse con la srta. traducción automática, en lugar de «con dos Señoritas (con mayúscula)» cómo vosotras, no le arriendo la ganancia. Todo el mundo, con dos dedos de frente, o que conoce a fondo el sector desde hace muchos años, sabe del puterío de la citada.

    La srta. traducción automática es una zorra, voluble y mentirosa, que lo único que hará será ponerle buena cara,(y lo que haga falta…), mientras, lo que en realidad estará haciendo, es darle por el ojete (entiéndase, vaciarle los bolsillos, sin que ni se entere).

    Posteditar, sólo es rentable cuando se preparan los textos en el idioma original, para obtener una traducción automática medianamente aceptable en el idioma de destino. Y, si primero hay que perder el tiempo en preparar el texto original, y luego seguir perdiéndolo en posteditar un texto poco menos que ininiteligible, es mucho más fácil y rentable contratar un traductor o una traductora que te realice de entrada una buena traducción. El que no entienda esto,…

    PD: si os apetece, aquí podéis leer lo que opina un servidor sobre la citada señorita: http://aulasic.org/blog/2012/01/traducir-y-ganarse-la-vida-traduciendo/

    • enero 31, 2012 11:04 am

      Hola, Pablo:

      Me ha encantado eso de “La srta. traducción automática es una zorra, voluble y mentirosa” porque es tan cierto. Tu artículo es genial.
      Lamentablemente, parece que la tendencia a contratar los servicios de esta señorita se está extendiendo (sobretodo en el campo de la traducción de software), pero sobreviviremos.

      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: