Skip to content

LA LOCALIZACIÓN Y COORDINACIÓN DE UN PROYECTO TRIPLE A.

agosto 14, 2012

Después de 3 meses sin pisar por aquí, al principio porque no tenía nada nuevo que contar y después porque no he parado ni un minuto, vuelvo para contaros mi experiencia como gestora de proyectos de las últimas 3 semanas. Uno de mis clientes de videojuegos se puso en contacto conmigo hace más de un mes para ofrecerme participar en la localización de un gran proyecto; íbamos a ser 3 traductores, pero al final el número de palabras del proyecto se redujo tanto que me quedé fuera (lo de la reducción y el aumento de los recuentos es más habitual de lo que yo pensaba). Total que estaba yo pensando ya en un verano tranquilito después de un mes de junio hasta arriba de trabajo (qué bien sienta decirlo, por fin), me volvieron a llamar de esta misma empresa y me propusieron participar en las labores de gestión de proyectos de su proyecto triple A. Me acerqué a sus oficinas y tuvimos una reunión de más de dos horas en la que me explicaron un poco por encima (porque compartimos el cliente) cómo funcionaba el proyecto y el cliente. Mis labores iban a consistir en gestionar el trabajo que entrase en la cuenta tanto para español como para mejicano y ayudar a los traductores en las labores de traducción y revisión cuando estuvieran hasta arriba. Ese día me llevé a mi casa unas 1 600 palabras para traducir y 5 000 para revisar. Dos días más tarde empecé sola ante el peligro.

Al principio fue fácil: llega el proyecto, se lo confirmas al cliente, lo preparas si es necesario y se lo mandas al traductor con una fecha de entrega. El día que tienes 15 entregas, 1 000 palabras en tu cuenta personal, 2 000 que tienes que traducir de la cuenta que estás gestionando porque los traductores están hasta arriba y un proyecto de revisión que haces en tus ratos “libres” que ya estás pasando a otra persona, el ritmo normal de tu corazón pasa de 70 a 90 pulsaciones en reposo durante todo el día. Los libros de Excel ya no te sirven para organizar el trabajo y tienes que coger papel y boli y escribir: “A ver, el proyecto 54678XXXX es para mañana a las 18:00 y se lo he mandado a Fulanito que me lo va a entregar a las 16:00 para que lo pueda revisar” y en una hoja grande apuntas “Mío” y lo ves todo lleno de entregas, subrayados rojos, verdes, fechas, recuentos…  Y llega el día de tu cumpleaños y viene tu familia a comer a casa y tú te tienes que llevar el ordenador a la sobremesa, y nadie lo entiende, te miran raro…

Después de 1 semana de gestión, recibí el peor de los e-mails que podría haber recibido. Había 3 traductores asignados al proyecto, sabíamos que uno de ellos se iba a ir de vacaciones, lo malo fue que no fue solo uno, sino dos los que se fueron de vacaciones en la última semana de julio y la primera de agosto, todo el mundo de vacaciones y el dueño de la empresa un poco reticente a meter a gente nueva. Entonces es cuando te piden que pienses en alguien y tú piensas en esa persona con la que has tenido la oportunidad de colaborar durante este año y que sabes que no va a defraudar y llega Ana (@meowtrad) y te salva el culo (perdón por la expresión, pero es así). He tenido días de 14 horas, y días de 4 500 palabras. Fines de semana repletos de trabajo en los que sales a la calle a airearte un rato agobiada por todo lo que tienes en casa y la gente te pregunta “¿Qué te pasa?” Y tú estás pensando en ese término que te has quedado sin traducir, en esa variable que tienes que explicar al traductor, en que no has actualizado la memoria del último proyecto…Imagen

El proceso de gestión del trabajo:

Gestionar un proyecto pequeño es fácil, cuando tienes las cantidades de palabras que he manejado yo este mes creciendo día a día por los proyectos diarios haces malabarismos para que todo salga bien. Teníamos un plan de trabajo en el que todo estaba muy bien organizado, sin embargo, nos trastocaron los planes con 3 lotes sorpresa. Afortunadamente, pudimos retrasar la fecha de entrega de alguno de los proyectos, presionar al traductor y dejarle sin su preciado fin de semana y sin ese descanso tan necesario… Es duro estar al otro lado de la barrera, y tener al cliente presionando por un lado y a tu moral traductoril por el otro diciendo “no le puedo pedir esto, es que no va a poder hacerlo” y acabar los correos diciendo “Si ves que es imposible, me lo dices y yo te ayudo en lo que pueda” y pensar “no puedo hacer ni 1 000 palabras más, pero si hace falta duermo un poco menos”. Lo que yo hacía normalmente era recibir el proyecto, confirmarlo y prepararlo. Si venía en Excel, creaba un Excel nuevo porque normalmente viene un Excel con columnas para varios idiomas y a partir de ese documento nuevo creaba un itd y se lo enviaba así al traductor, luego revisaba y convertía el itd de vuelta a Excel. No es difícil, pero lleva su tiempo. Y creo que ya os habéis dado cuenta de que en un proyecto de este tipo falta tiempo si no tienes los recursos adecuados. La clave es divide y vencerás. Lo malo de dividir es que la revisión posterior es más complicada.

Imagen

Amor profundo por Xbench y la herramienta de QA de SDLX

Ya era yo muy fan de Xbench antes de este proyecto, pero ahora lo tengo en un pedestal. En estos proyectos que tienen tantas variables, con los plazos de entrega ajustados, lo más normal es que alguna se te olvide. Xbench te permite subir un archivo (o varios) y pasar la herramienta de QA que detecta fallos en las etiquetas, inconsistencias numéricas, errores ortográficos e inconsistencias en el texto meta por tanto si por ejemplo un traductor ha traducido “Ball” por “Pelota” y el otro por “Balón” sale en Xbench como inconsistencia.

La herramienta de QA de SDLX te permite hacer una comprobación de la gramática y también una comprobación terminológica si tienes un glosario. Cuando cargas el glosario en un proyecto y le pasas la herramienta de control de calidad de terminología te sale una tabla con los términos que aparecen en ese glosario, en verde si los has traducido igual que en el glosario, en rojo si los has traducido de forma diferente, por tanto puedes corregirlos muy fácilmente.

Para las guidelines se puede cargar una “termbase” con el glosario de la plataforma para la que estés traduciendo y te van saliendo los términos de guidelines que aparecen en cada segmento. Así se minimizan las posibilidades de cometer una “guideline violation” pero no se evitan por completo.

Como veréis es un proceso que parece mecánico, pero que te exige concentración y atención al detalle y cuando lo tienes que hacer para dos lenguas… No es que sea complicado, sino que es laborioso y no puedes leerte todo y si sois como yo, pues eso os supondrá un problema porque mandáis los archivos con la impotencia de saber que es posible que queden cosas que no has podido ver.

Los fallos

Imagen

Las prisas no son buenas y eso conduce a que comentas errores inevitables como mandar un archivo que no es el correcto, o crear un itd con una segmentación equivocada o mandar al traductor mejicano el itd para ES de España… Afortunadamente, cierras los ojos, respiras dos veces profundamente y luchas contra el tiempo para arreglar el desaguisado.

En traducción, lo peor es la falta de contexto porque lo único que puedes sacar es el contexto del String ID y tampoco te dice mucho y la restricción de caracteres, que a veces está mal porque es más corta que la del original. Al final el mejor consejo es “stick to the English”, es lo más seguro y lo que menos problemas puede ocasionar, aporta literalidad sí, pero siempre va a ser mejor que un falso sentido.

Al final el proyecto ha sido muy beneficioso pues he aprendido mucho y lo más probable es que siga colaborando con la empresa esporádicamente en estas labores. Las vacaciones, en septiembre. A vosotros, ¿cómo os va el verano?

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. agosto 14, 2012 11:16 am

    Me alegro mucho de que hayas podido celebrar tu cumpleaños dos veces: en agosto y cuando lo cobres, XD.

  2. agosto 14, 2012 11:42 am

    ¡Ritmo frenético! Me alegro mucho de que te haya salido tanto trabajo este verano. Segurísimo que has aprendido mucho y que, aunque mucho con estrés, te has sentido útil 🙂 Yo no me puedo quejar; me van saliendo cositas muy interesantes en mi especialidad así que ya nos tomaremos un descanso cuando se vaya el calor.

    ¡Un beso!

    Nathalie.

  3. agosto 14, 2012 3:31 pm

    ¡Guau qué rudo eso! A veces sucede, y otras (como yo ahorita) estás sin trabajo. Cualquier cosa que necesites en traducción de videojuegos puedes contar conmigo. Mira mi blog http://hablemosdetraducirydivertirnos.com/.

    Saludos

  4. agosto 14, 2012 9:44 pm

    Buf, ¡menudo ritmo! Después de leer, solo me queda decirte que respires y disfrutes de las vacaciones (en cuanto sea posible). A pesar del atracón y de estar al filo de lo imposible, parece que al final ha merecido la pena. Alguna que otra cosa me va sonando familiar incluso, jeje.

    Bueno, me alegra leerte por aquí de nuevo. Ah, ¡y enhorabuena por el trabajo! 🙂
    Ana

  5. Playmobiles permalink
    agosto 16, 2012 9:47 pm

    Yedra, nada de salvar culos 😛 Ha sido un placer trabajar contigo en este proyecto. Ojalá lleguen más y podamos compartir experiencia, agobios, terminología y lo que haga falta para sacar las traducciones adelante. Estoy segura de que has aprendido mucho. Yo lo he hecho aunque fuera con una colaboración puntual. ¡Mucho ánimo y a seguir currando!

  6. septiembre 6, 2012 2:05 pm

    Aprovecha ahora y vete de vacaciones que a mi se me ha acelerado el corazón solo de leerte :S

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: